viernes, noviembre 17, 2006

Casos que se escapan de las manos

El otro día comentaba que siempre uno es dueño de su situación, pero hay casos que se escapan de las manos, en los que no puedes hacer y tienes que limitarte a ser un mero actor, por más que te duela.

Son momentos muy duros, por la impotencia, por sentirte incapaz de poder hacer algo. El único consejo que se puede dar (y seguro que es malo) es tener paciencia, no se puede hacer otra cosa, sólo esperar y desear que pase lo que pase, sea lo mejor , aunque hay que estar preparado para lo peor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario