viernes, diciembre 30, 2011

Cuouz

Aunque se escribe Kvothe, lo pronuncie Kavote, pero por lo visto se dice Cuouz. No es más que el nombre del protagonista del libro El nombre del Viento. Apenas he leido un 8% 14% (en el kindle la lectura no se mide por  páginas).

martes, diciembre 27, 2011

Don cabeza torcida

¿Alguien se he fijado que el personaje del policia Horatio Caine de CSI Miami tiene un problema con los músculos del cuello que hacen que no pueda sujetar bien su cabeza, teniéndola siempre torcida? Debe doler.

Esos inesperados posavasos

Si desmontas un disco duro te encuentras con un inesperado posavasos con el disco de acero que trae dentro de él . Es perfecto. Por supuesto que sólo debe hacerse con aquellos discos que están estropeados.

domingo, diciembre 18, 2011

Blackthorn y Super 8

Blackthorn y Super 8 son las dos películas de géneros contraopuestos (western-crepuscular1 y aventuras-ciencia-ficción) que he visto esta semana y que han llegado a gustarme tanto que las he visto dos veces.

1  Queda bien, ¿no?

Teoría de los roscos de vino

Durante la comida de no-navidad de la empresa alguien comentó que no le gustaban los roscos de vino y un compañero le respondió que si no le gustaban los roscos entonces no tenía que ser una buena persona. Estoy de acuerdo.

lunes, diciembre 12, 2011

El modo grueso

He descubierto que no se debe anteponer la preposición 'a' cuando se utiliza la locución latina 'grosso modo'. La wikipedia es una buena amiga.

jueves, diciembre 08, 2011

Al final no lo compre

Después del arreglo de la pantalla de mi viejo portátil, se le fué la tarjeta de video, con lo que no puedo decir que el Dell Inspiron 9400 me saliera muy bueno. El resultado es que tengo claro que otro Dell no iba a comprar. 

Así que cuando el otro día me fije en una publicidad del mediamarkt, en la que encontré un Asus con procesador intel i7 de cuatro procesadores que tenía buena pinta. Ni corto ni perezoso, me acerque a una de sus tiendas y encontré otro portátil, un Acer, que me gustó más y decidí llevármelo. La sorpresa me la lleve en la caja, porque después de aguantar la cola de media hora, me dijo la chica que no podía pasarlo por caja, que tenia que volver a un comercial para que diese una hoja y que sin ella no había nada que hacer. No me lo podía creer, me iba a gastar un buen dinero en el portátil y estaba allí, listo para pagarlo y me decían que no. Terminé dejando el portátil y volviendo a casa.

Lo curioso es que estuve en la tienda un buen rato comparando varios productos, eligiendo cual era el que más me gustaba y que tenía el precio que más me convenía. Ningún comercial se acerco a preguntarme y eso que me vieron comparar y luego llevarme la caja del portátil que estaba justo al lado de ellos, a ninguno se le ocurrió indicarme que me faltaría un papel que tenían que darme ellos para poder pasarlo por caja. Eso fué lo que me indigno, sobre todo cuando volví y les deje el portátil encima de los otros, en ese momento fué cuando uno se quiso acercar pero le dije que no se molestará que me había arrepentido. La chica de la caja no tiene la culpa, ella cumple ordenes, pero los comerciales no se iban a llevar una comisión que no se habían ganado.

Ahora ya no tengo tan claro lo de comprar el portátil, considerándolo más un capricho que otra cosa. La prueba es que el viejo lleva en el dique seco más de un año y no pasa nada. En todo caso puedo encargar una tarjeta gráfica en Dell, que sustituya la rota, y ponerla yo mismo.

lunes, diciembre 05, 2011

Un número escogido

Estando esta mañana en la feria del libro de ocasión adquirí un ejemplar de la vida y obras del Cid Campeador (octava edición de 1979), escrito por Menéndez Pidal. Es uno de estos libros de la colección austral que se habrán utilizado para clases de literatura/historia en el antiguo BUP. Como curiosidad, es el título número 1000 de la colección .