sábado, junio 28, 2014

Platos para compartir

No comprendo que cuando se acude a un restaurante con amigos y sus parejas, se pidan platos para compartir. ¿Por que no se pide lo que más le gusta a cada uno? En fin, procuro hacer caso omiso a esa norma social y me pido lo que me gusta.

domingo, junio 22, 2014

Aplicación de la renta

El programa de la declaración de la renta es sencillamente malo, muy malo. Si nos centramos en la versión para Linux, directamente no funciona. A la primera de cambio en la que tiene que mostrar un diálogo producto de alguna acción que esta dentro de otro diálogo, ya no responden las ventanas de esos diálogos, siendo imposible volver a recuperar el control. La versión para Windows es más estable, pero también le pasa lo mismo aunque en menor medida.

Por curiosidad me he dado por descargar el manual práctico para hacer la declaración.... 1001 páginas. Cuando uno piensa en un manual práctico, pues piensa en algo manejable, que te pueda dar las pistas necesarias para lo fundamental e imprescindible. ¿Son necesarias 1000 páginas? No quiero pensar en el manual avanzado.

Hay que hacer un master de posgrado para la declaración. No debería ser tan difícil. Total, que al final tuve que recurrir a mi suegro, que tiene la santa paciencia suficiente para lidiar con el 'pograma'. Todos los años me pasa lo mismo.

miércoles, junio 11, 2014

Gaseados por la climatización

Cuando entro o salgo de un centro comercial y me sueltan el chorro de aire al cruzar sus puertas, me siento como si me estuvieran gaseando para someterme a un tratamiento antibacterias.

Por eso he investigado un poco el motivo de su existencia. Al parecer intentan mantener separados dos ambientes (el del centro comercial y el del exterior) con los chorros de aire y así ahorrar energía de la climatización, pero está sujeto a cierta polémica sobre la efectividad real de la medida.

El fundamento del chorro de aire es que crea una barrera invisible que pueden traspasar los clientes, pero impide que mezclen los aires de los ambientes, reduciendo la cantidad de calor/frio que se tiene en el interior (técnicamente no se expresa así, pero para hacerse una idea de lo que pretende me vale)., haciendo trabajar menos al sistema de climatización para mantener la temperatura deseada, con el consiguiente ahorro en la factura energética.

domingo, junio 01, 2014

Los ramos

En las dos últimas bodas a las que he asistido, el ramo de la novia le ha caído a un tío que pasaba por allí. Cuanto menos, curioso.