jueves, diciembre 18, 2008

Enrredo en la siesta

Me juré y perjuré que dormiría una siesta pequeña. Me puse el movil en la otra parte del salón con la alarma para despertarme y tener que levantarme para apagarlo. No hubo forma. Después de meter la ropa en la lavadora me quede enrradado debajo del edredón.

1 comentario: