viernes, diciembre 19, 2008

Egipto Día 7

Este es el día del museo. A diferencia que los demás del miembros del grupo, no fuimos en autobús, fuimos en taxi en modo independiente. Por 200 libras teníamos un taxista que iba a estar con nosotros todo el día. Nos llevaría a donde quisieramos. Su nombre es Assim. A las 9 de la mañana estábamos en la puerta del museo del Cairo, ese fue el primer sitio. Estuve cuatro horas que se hicieron cortas. La guia azul nos sirvió de mucho para ver lo importante. De vez en cuando nos agregábamos a algún grupo para enterarnos de algo adicional.

A la salida fuimos al mercado del khalili (o como se llame). Después de mucho regatear, conseguimos comprarnos algunos regalos. Comimos por allí cerca, alejados de los turistas. Como no encontrábamos las postales por ninguna parte, el taxista se empeño en buscarnos un sitio donde hubiera. Nos llevo a un barrio cercano a las pirámides, allí nos abrieron una tienda para comprarla. Era chulo ir por las calles de ese barrio mientras tienes las piramides a la vista.

Ya por la noche, en el hotel, cogí la cámara y me di una vuelta por los alrededores. Encontré la forma de saltarme todos los controles de la seguridad de un hotel de cinco estrellas. Lo gracioso es que tengo un vídeo con el momento, saliendo y entrando sin que los de seguridad se den cuenta.

Esta es la última noche en Egipto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario