sábado, octubre 18, 2008

Calentitos de fin de semana

Es especial levantarse temprano una mañana lluviosa de fin de semana para acercarte a la tienda de la esquina y comprar churros. Ir caminando con el papel de calentitos mientras te vas mojando antes de meterte en casa de nuevo. También lo es meterte de nuevo entre las sabanas, buscando el calorcito y quedarte dormido hasta el mediodía.

Ojalá durase el fin de semana mucho más tiempo, pero voy a disfrutar este todo lo que pueda. Mañana también desayunaré churros.

8 comentarios:

  1. Mm, cambiaría los churros por un bote de Hagen-Dazs. Y la mañana por la tarde. Pero sí: el paso de frío a calor me encanta. Espcialmente pq soy friolera xD.

    ResponderEliminar
  2. mmmmmm que ricos unos churritos.. yo tengo una churreria al lao de casa pero la verdad los churros que venden estan muy mal hechos , secos y canijos , despues de probar los de otros sitios , no hay color!!
    asi que me quedo sin churros si no quiero tener que coger el coche pa ir a otro lao :(

    ResponderEliminar
  3. yo quería haber hecho eso hoy, pero estoy a dieta

    :'( bua

    ResponderEliminar
  4. Cuando mi madrastita llegó a Sevilla hace ya unos años, vio un cartel que anunciaba "Hay calentitos". Ella al leerlo se preguntó: "Me parece fantástico, pero ¿qué venden calentito?"

    ResponderEliminar