miércoles, octubre 22, 2008

Apenas tres días faltan

Esta mañana me he dado cuenta de lo poquito que falta para que cuando vaya al trabajo por las mañanas sea de día. Y de que cuando salga del curro por las tardes sea de noche. No queda nada, apenas tres días para el cambio horario de turno.

Con este cambio horario surgirán las discusiones de siempre sobre los supuestos beneficios del mismo para el ahorro energético. Ahora que estamos en tiempos de crisis aparecerán voces que nos hablen de las bondades del cambio horario y aquellas que se atrevan a cuestionarlo, serán calladas.

6 comentarios:

  1. vayaa ya me has recordado el trauma..
    no me gusta este cambio de hora me pongo mas ansiosa , me afecta..
    mierda!

    ResponderEliminar
  2. No te angusties, dentro de dos meses empezaran los dias a crecer :-)

    PD: A veces me paso de optimista incorregible.

    ResponderEliminar
  3. Me pasó hace unos años, en el dragón. Dijeron: "Cuando sean las tres, poned el reloj en las dos". Pero no dijeron cuántas veces había que hacerlo. Salí de allí al medio día en un estado bochornoso...

    ResponderEliminar
  4. Mira tu en el dragón no hace falta mucho para salir en 'estado bochornoso'. Si eso le sumas tu confusión, entonces creo que bochornoso se puede quedar corto.

    ResponderEliminar