jueves, agosto 07, 2008

Regalos tardios

Hoy le entregué a mi hermana el regalito por su cumpleaños que debí hacérselo en el mes de marzo pero que por unas razones no había podido dárselo antes. También se lo dí a mi madre, que debí dárselo hace una semana.

No contento con ello, mañana debería darle a mi hermano el suyo, pero aún no lo tengo y va por el mismo camino que el de mi madre y hermana.

Conclusión: En este mundo hay dos tipos de personas, los que esperan y los que hacen esperar. Creo que pertenezco al segundo, pero aún están esperando mi incorporación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario