martes, agosto 19, 2008

Cuando bajo las escaleras

Al llegar al curro, justo después de dejar la bicicleta bien atada con sus dos candaos, tengo que bajar una escalera y me pasa algo curioso. Me cuesta trabajo doblar las rodillas. Siento una especie de rigidez en cada paso. Me cuesta andar en esos momentos. Es extraña la sensación.

Sólo me pasa cuando bajo escaleras, y no cuando las subo, después de soltar una bici. La explicación que me ocurre es que las rodillas piensan que todavía tienen que pedalear y protestan al bajar escaleras. Mis rodillas son muy independientes.

2 comentarios:

  1. Son los primeros síntomas de la esclerosis múltiple.

    ResponderEliminar
  2. Un signo de debilidad? Puede que sea así, pero piensa que te puedo engañar al rebelar falsos puntos debiles, Sr Esbirro.

    ResponderEliminar