martes, agosto 26, 2008

La montarba

La montarba era una mujer mayor que vivía por detrás del colegio donde estudie en Camas. Aunque más bien malvivía en una casa, llena de cachivaches que recogía de la calle e iba metiendo en las habitaciones de su casa, una casa antigua de una planta. Muchas veces iba hablando sola acompañada de muchos gatos y con los pelos enmarañados.

Decían que estaba loca y que atacaba a la gente. Una vez incluso ataco al sobrino de un paisano de mi padre. Él se lo buscó porque siempre se metía con ella y le tiraba piedras al tejado que caían rodando al patio interior, hasta que un día lo pilló desprevenido y se le lanzó a la espalda arañándole y tirándole del pelo.

Años después, desapareció del pueblo. Dicen que los sobrinos se la llevaron a un asilo. Los sobrinos luego vendieron la casa, que resulto ser inmensa, puesto que algunas de las casas y terrenos aledaños, y que ocupaban parte de la manzana donde estaba el colegio, eran de su propiedad. Sin lugar a dudas, tuvieron que dar un buen pelotazo porque esos terrenos estaban en el centro de Camas.

Me gustaban sus gatos. Creo que todo el que tiene gatos me cae bien.

3 comentarios:

  1. Yo tengo dos gatos, el que venía de serie y uno que compré más grande porque no me fio y ya sabes lo que dice el refrán :" gato grande ande o no ande" ... aunque de momento anda y no como el tuyo.

    ResponderEliminar
  2. El mio se cree una serpiente porque se arrastra por la panza.

    ResponderEliminar
  3. Puede que sea un cruce de gato con serpiente. El gran Antonio Garmendia tenía en un libro suyo (El locamerón) un dibujo de un ejemplar de estos.

    Genial Antonio. Genial.

    ResponderEliminar