jueves, agosto 21, 2008

Buñuelos a las 7 de la tarde

Con la fresquita, 35º. En el pasillo de entrada del Leroy Merlin. Calentitos con azúcar glasse (mucho). Recién levantado de la siesta. Todavía con los ojos hinchados. Un placer.

Es muy difícil encontrar sitios donde puedas comerlos. No conozco otro sitio en Sevilla donde los hagan.

Ha sido un buen estreno de la vuelta de mi coche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario