domingo, julio 19, 2009

Las puertas cerradas

No me había parado a pensar la cantidad de tiempo que paso detrás de una puerta que esta cerrada. No es algo sólo que me pasa a mi, sino que le pasa a más gente. Casi todo el mundo que vive el modo de 'vida occidental'.

Caí en la cuenta mientras meditaba sentado en el frío trono de cerámica blanca. Esa vez tenía la puerta del baño cerrada. Y si no hubiese estado cerrada, lo estaba la puerta de mi casa. Y si hubiese estado también abierta, entonces la puerta que estaba cerrada es la del portal.

1 comentario:

  1. Y esas son sólo las puertas físicas. Además, cabe añadir las puertas mentales, los prejuicios, miedos y barreras que establecemos entre nosotros y el "peligroso" mundo exterior.

    ResponderEliminar