miércoles, noviembre 19, 2008

Veritas, Legato y Tivoli

En todos los curros en donde he estado, el tema de las copias de seguridad es el que más quebraderos de cabeza ha traído siempre. No sé como coño lo hacen, pero las aplicaciones tienden a hacer de todo menos copias de seguridad.

Simplemente entender el sistema de trabajo de las copias ya es para morirse de pena. Además es algo aburridísimo. Imagino que esto último influye en un 110% para que nadie le eche cuenta a:
  • Instalar servidor/consola.
  • Instalar/agregar clientes.
  • Configurar unidades y medios.
  • Configurar tareas.
  • Definir políticas de reemplazo/reutilización de medios.
Esto de arriba es lo que hay que tener claro en un sistema de backup. Ni más ni menos, pero...

Los clientes siempre fallan. Las cintas siempre dan por culo el día que tienes que recuperar algo. La base de datos termina corrompiéndose. Las unidades de las librerías se estropean. Y las interfaces de la consola son de lo más intuitiva cuando quieres agregar algo nuevo o recuperar algún dato. Un mundo emocionante, lleno de luz y de color, tal como dice la canción de Marisol.

Y si en lugar de tener un único sistema, tienes tres diferentes, entonces es cuando te dices: 'Estupendo, ¿quién dijo miedo?' :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario