lunes, noviembre 17, 2008

Arena

En el camino de vuelta de la playa de Nerja a donde tenía aparcado el coche me cruce con una señora mayor que iba buscando una perrita blanca que se le había perdido. Decía que nunca se separaba de ella. Deje a la mujer en el paseo marítimo. Pensaba que ya la había perdido para siempre.

Un cuarto de hora después me crucé con una perrita blanca de agua, estaba quieta en la acera y se acercaba a todo el mundo que pasase a su lado. Inmediamente supe que era perrita perdida. Mi primer impulso fue dejarla allí pero se me ocurrió meterla en el coche y buscar a la dueña para devolverla. Pensando esto caí en la cuenta ¿que pasaría si no encuentro a la dueña? ¿sería capaz de dejarla abandonada?

No tuve que pensarlo más, unos metros más arriba de donde tenía el coche aparcado, ví a la dueña y le hice señales para indicarle que había encontrado a su perrita, la cual salió disparada para saltar de alegría junto a su dueña. El nombre de la perrita es Arena.

7 comentarios:

  1. Qué tienno... un extraterrestre con corazón.

    ResponderEliminar
  2. Mm... hombre, yo no sé si diría q tiene corazón alguien q no la recogería por si luego no sabe q hacer con ella (por no decir q la abandonaría). Yo kizás le llamaría egoista xDD.
    Y a alguien q la mirara y dijera, q idiotas son los perros! le llamaría Mysia xDDDDD-

    ResponderEliminar
  3. Fredigato: Nunca llegaremos a saberlo.

    Mysia: No lo sé, creo que no llegaría tan lejos para llamarla egoista.

    ResponderEliminar
  4. Mmm jajajaja.
    Lo dices en serio? O contestas en el mismo tono serio q hablo yo? ;P
    Es q a veces no estoy segura de q la gente m siga. Entiendo q igual a veces confundo, pero en realidad es muy sencillo: sólo 1% de las veces hablo totalmente en serio; un 40% de las veces totalmente de coña y el resto una combinación de ambas xD.
    Lo aclaro por si acaso alguien se enfada pr mi sentido del humor.

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que lo aclaró, señorita. Yo estaba enfadadísimo ya...

    ResponderEliminar
  6. Estábamos (nótese el uso del plural mayestático) casi enfadados.

    ResponderEliminar