jueves, noviembre 13, 2008

Gran hipócrita

Hace unas semanas, cuando aparcaba cerca de mi casa al regresar del trabajo, un vecino -hombre mayor con pinta de bohemio- me llamaba la atención diciendo que allí no podía aparcar. Además, se jactaba, de que a un coche que estaba aparcado justamente al lado de donde yo había dejado el mio le hubiesen multado. Todavía tenia puesto en el parabrisas el papelito rosa de la multa.

Le dije que vale, que muy bien, pero que no tenía otro sitio para aparcar y me fuí. El nota se fue refunfuñando diciendo que él si que había podido aparcar y que lo había hecho en otra calle. Pase un kilo de lo que decía y me largue a mi casa. Pero ayer por la tarde me ocurrió algo de lo más divertido.

Había dejado mi coche en el mismo sitio que la vez anterior, e igualmente, había un coche al lado al que habían multado. Por lo visto, la policía multa a la misma hora, a las 12 de la tarde. Bueno a lo que iba. Cuando a fui a sacar el coche, veo que hay un coche aparcado justamente detrás del mio, con el freno echado e impidiendo que saliera mi coche, como otros dos y el de un garaje. Después de unos intentos infructuosos de tocar el pito (claxon para otros) nadie salia. Así que me acerque a una tienda cercana para saber si conocían al propietario del coche que bloqueaba la salida. Amablemente me indicaron donde vivía.

Así que me dirigí a la casa y llamé al telefonillo. Me atendió una señora que me dijo que ahora bajaba para quitar el coche. Al rato, salia un hombre, el mismo de hace unas semanas, que muy educadamente me saluda y se dispone a quitar el coche. De esa forma pude sacar el coche yo y otra chica que también estaba esperando.

Lo mejor ocurre después, cuando quito mi coche, mi fijo en lo que hace el nota, y el muy cabrón, aparca su coche en el mismo sitio donde lo deje yo. Por lo visto ahora no esta mal aparcar allí.

Sé de sobra que esta mal aparcar allí, pero por lo menos no soy un hijo de puta que se pone en la calle para decirle a la gente que allí no se puede aparcar para luego, aparcar mi coche allí. En fin, esto sólo genera mala sangre y con no dejar el coche allí 'me quito problemas'. Para la próxima vez ya lo sé.

2 comentarios: