lunes, marzo 25, 2013

Tele colgada

Por fin hemos puesto la tele colgada de la pared, con todos sus cables bien recogidos e invisibles. No ha hecho falta abrir ninguna 'regola'.

Los enchufes quedan abajo, tapados por los muebles del suelo. Sólo hemos tenido que abrir un hueco, detrás de la pared, para pasar los cables y sacarlos por uno de los enchufes que no estaba usados en la parte de abajo. Por ese sitio pasa el de corriente, dos hdmi (video y raspberry pi) y el de antena de televisión.

La ventaja del pladur es esa, permite pasar los cables entre las paredes cómodamente al estar huecas, rellenadas por una capa de aislante. El aparato/brazo que sujeta la tele, permite girarla ampliamente o dejarla pegada a la pared, según nuestras necesidades. El brazo va sujeto al pladur con cinco fijaciones y unos tacos especiales para ese tipo de paredes.

Cuando se ven las teles colgadas de las paredes pocas veces se piensa en como coño se pasan los cables, no solo los cables que van a los enchufes (corriente y antena) que pueden estar detrás de ella, sino los cables que van a los aparatos de video y satélite, que suelen estar en otro mueble y debajo de la tele.

No hay comentarios:

Publicar un comentario