viernes, septiembre 27, 2013

Cerrajero improvisado

La cerradura de casa no se puede abrir desde fuera con la llave si tiene otra llave puesta por dentro y este mediodía por culpa de un descuido cerramos la puerta olvidando que dejamos una llave puesta. Una vecina nos ha dejado una radiografía con la que después de un cierto esfuerzo, he conseguido abrir la puerta.

La primera noche que pasamos en el piso nos paso algo parecido y tuvimos que llamar al cerrajero, esta vez no ha sido necesario.

Por supuesto que después de hacerlo, he realizado algunos intentos más para repetir, siendo más sencillo cogerle el truco. Desde hoy siempre tendré una radiografía en el coche y otra en el trastero, por si acaso pasa otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario