jueves, septiembre 22, 2011

Día de Padel

Aprovechando el regalo que me hizo mi hermano (una raqueta de padel) he juego con él y sus cuñados para jugar. Para ser la primera vez que lo hago no he quedado mal y me ha gustado. Es entretenido, hay que tener buenos reflejos y saber colocarse en el lugar justo. Al principio me limitaba a pasar la pelota por encima de la red. Al final estaba intentado más cosas como sacar fuerte y colocar la pelota en las esquinas. Por supuesto que mañana las agujetas me harán compañia todo el día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario