lunes, marzo 01, 2010

Magia oxidada

Durante las últimas semanas he vuelto a tener que programar en C para un proyecto en el que estoy colaborando en la ETSII y me veo que estoy oxidado. Lo que antes, en apenas dos tardes lo hubiese tenido listo, ahora me cuesta el doble de tiempo y tengo que recurrir al libro de Kernighan & Ritchie, para ver como se hacian ciertas cosas.

Por cierto, una idea peregrina: ¿Hacer un programa puede ser el equivalente a escribir un conjuro?1

1Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia. Tercera ley de Arthur C. Clarke.

No hay comentarios:

Publicar un comentario