miércoles, septiembre 19, 2012

Siesta con tormenta

Durante la siesta nos sorprendieron unos ruidos. Cuando logré despertarme, me día cuenta de que eran de truenos. Una tormenta de una hora ha dejado el olor de tierra mojada por toda la casa. Deberían inventar un ambientador con ese olor. Dice mi padre que por la zona del huerto han caído más de treinta litros (lo saben porque tienen una estación metoreológica en una finca de uno de mis primos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario