miércoles, abril 16, 2008

Caer redondo

Voy a caer redondo en la cama. Estoy que me muero. Ha sido un día de perros en donde me han llovido los tartazos de marrones por todos lados. Lo esperaba, pero no por ello ha supuesto que sea más fácil. Ni de coña.

Pero bueno, no me quejo tanto, que mañana (hoy, dentro de unas horas) será igual, pero antes tengo que tender una lavadora y doblar la ropa. De fregar ni hablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario