martes, noviembre 23, 2010

Simulador para L5A

El otro día, tomando café con Pilu, Manolo y Juan, vimos que existen algunas incoherencias en el sistema de juego de la Leyenda de los Cinco Anillos en lo que se refiere al combate y la relación entre las características innatas (sus anillos) y las adquiridas (rangos de habilidades).

Estas incoherencias se pueden apreciar en un enfrentamiento base entre un personaje experto de 7 rangos en una habilidad de combate (Iajutsu, kenjutsu o la que sea) y 2 rangos en el anillo agilidad. Este personaje perdería de manera lamentable contra un personaje que tuviese 4 rangos en el anillo de agilidad y sólo 1 rango en la habilidad de combate. El enfrentamiento seria 9K2 (lanza 9 y guarda 2) versus 5K4 (lanza 5, guardando 4).

Para ilustrar el combate estoy enfrascado en un simulador de dados de L5A, que intento hacerlo lo más genérico posible, permitiendo elegir los dados que se lanzan y los dados que se guardan, así como el número de enfrentamientos para un estadística.

Como idea adicional, que nos gusta bastante, es permitir que los rangos de habilidad modifiquen el número de dados que guarda un personaje. Por ejemplo, cada 3 rangos se guarda un dado adicional. O también modificar el valor del dado a repetir, es decir, ya que en L5A si sale un dado de 10 se repite este, permitiendo sacar más de 10 en ese dado, con esto se podría hacer que cada 3 rangos el modificador de repetición sea un número menos. En el caso de 7 rangos, repetiría dados con 8, 9 y 10.

Esto, a mi juicio supone una mayor gratificación a la experiencia el personaje, que va adquiriendo a lo largo del tiempo (mejorando sus conocimientos en las habilidades).

Por contra, supone que los valores del reconocimiento (y que nos da una idea del nivel del personaje), que priman sobre todo las características innatas de los personajes sean menos importantes, siendo engañoso, por ello seria necesario introducir un multiplicador mayor para las habilidades cuando se calcule el reconocimiento (y su obtención) de un personaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario