sábado, enero 16, 2010

Regalos abrigados

Uno de los regalos de reyes que me hicieron fue darme dinero para que me comprase un abrigo que me gustase. Lo tenía muy claro, los abrigos que me gustan son largos estilo películas de gansters de los años 20 -como el que lleva Tom Hanks en Camino a la Perdición-.

He aprovechado para comprarme uno algo más largo que él que tengo, con el bolsillo interior a la izquierda en lugar de la derecha y que no se vean los botones cuando se abrocha. Ahora ya puedo ir dándole boleto al mio viejo, que se me había quedado pequeño y estaba algo repasadito. Ayer lo recogí.

En Sevilla ndebería hacer más frio y durante más tiempo al año.

2 comentarios:

  1. Mejor en vivo y en directo, no cree usted?

    PD: Ya de Peter Petrelli tengo poco.

    ResponderEliminar