viernes, diciembre 21, 2012

Navidades catalanas

Los primeros días de las vacaciones en Barberá van con claroscuros. Un problema del curro ha proyectado su sombra y que tenido que pasarme dos días por la oficina de mi empresa en Sabadell. Las medidas de ajuste posteriores al proceso de compra no son buenas para los curris, estando los ánimos muy caldeados por decirlo de una forma suave.

Respecto a las vacaciones en sí, no es estamos haciendo turismo. Hemos hecho una escapada al mercado de libros de segunda mano de San Antoni y también hemos visitado el parque Guell.

La pequeña sobrina Aitana nos ocupa el pensamiento y la hemos visitado todos los días.

También he hecho una visita a Josemari que se esta recuperando de la operación y ahora esta recibiendo la última parte del tratamiento con quimio. Lo he visto muy bien y creemos que todo marcha por el camino adecuado.

2 comentarios:

  1. ups.. vaya.. me alegro que tu amigo vaya por buen camino ante este seria enfermedad
    uy uy uy qué decisión??
    tendrá chupete?

    un besitoo

    ResponderEliminar
  2. Lo de Josemari va bien, pero como él dice, hay que ir poco a poco.

    La decisión no tiene nada que ver con chupetes :-), de momento esta aparcado.

    ResponderEliminar