lunes, noviembre 09, 2009

Cuando Homer Simpson me muerde los pies

Puede prometer y prometo, que más nunca jamás tendré los pies frios. A partir de ahora, cuando llegue a casa, dos Homer Simpson morderán mis pies para que los tenga a una temperatura alejada del cero absoluto. Una ardilla se ha encargado de buscarlos y regalármelos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario